Si Eres Trigo, Serás Sacudido

Todo ser humano anhela una vida tranquila, lejos de incomodidades y aún más, de problemas. Nosotros, los herederos del Reino también, pero es necesario en medio de nuestro peregrinar en esta tierra, pasar por caminos que no queremos, vivir copas amargas que no pensamos y soportar los diversos vientos en nuestra paso.

La palabra del Señor nos indica en Lucas 22:31-32, que como a Pedro, seremos sacudidos con violencia, zarandeados de un lado al otro y remecidos profundamente.
Satanás apuesta a destruirnos y Jesús se levanta e intercede al Padre para que nuestra fe no falte.

No significa que nuestro Dios nos haya abandonado, que nos haya olvidado o vuelto sus espaldas. El permiso a nuestro enemigo es limitado. No nos dará mayor carga de la que podemos llevar o soportar.

El proceso de zarandear tiene como objetivo soltar la paja del grano, y dejar caer el trigo limpio para luego guardarla en el granero. El objetivo de Dios al dar autorización de sacudimiento, es que la paja en ti vuele y mostrar a las tinieblas que eres trigo.
Seremos probados, calibrados y certificados. Si eres verdaderamente trigo, soportarás el proceso, sino, huirás. La paja vuela lejos, el trigo permanece.

Procura ser trigo, y no paja.

Con afecto, Pastora Mary Neira

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *